Costra Láctea

Costra Láctea ¿Qué es?

La costra láctea es el nombre coloquial de llamar a la dermatitis seborreica infantil, aunque algunos expertos la consideran dos patologías diferenciadas.

La costra láctea es una dolencia inflamatoria de la piel que se puede presentar cuando el bebé tiene entre 2 semanas y 12 meses de edad. Suele desaparecer en pocos meses.

Afecta principalmente el cuero cabelludo del recién nacido y puede extenderse al rostro, alrededor de la nariz, detrás de las orejas, del cuello, las axilas o las ingles.

Se trata de una erupción que se caracteriza por erupciones rojizas, de borde bien definido, que aparecen cubiertas de una descamación amarillenta de aspecto grasiento.

Las escamas no producen dolor ni picor, aunque pueden ser difíciles de eliminar, la costra láctea es benigna, no es contagiosa y no se debe a falta de higiene.

Síntomas de la costra láctea

Los signos más comunes incluyen:

• Enrojecimiento e inflamación leve de la piel.
• Escamas gruesas irregulares o costras gruesas en el cuero cabelludo.
• Piel grasa o seca, cubierta de escamas blancas o amarillas.
• Escamas de piel.

 

Causas de la costra láctea

La causa exacta no se conoce, pero se apuntan diferentes razones:

• Exceso de aceite (sebo) producido por las glándulas sebáceas que hay en el cuero cabelludo del bebé.

• En los niños, aunque no está confirmado, podría ser un aumento de algunos microrganismos que habitualmente viven en la piel como un tipo de hongo llamado Malassezia.

• También puede existir un factor genético sin embargo no esta comprobado.

Pronóstico

Por lo general la costra láctea desaparece sin ningún tratamiento específico, no provoca problemas duraderos en la piel, ni en el crecimiento del cabello.

Consejos para quitar la costra láctea

Aceite de Oliva

Se puede hidratar la zona con aceite de oliva, primero se prueba en un área de la piel para comprobar si causa alguna reacción, si no es así, se aplica sobre el cuero cabelludo masajeando suavemente y se deja actuar 15 minutos.

Posteriormente se debe lavar con un champú suave para bebés y aclarar bien, de manera que no queden restos del producto.

Aceites esenciales

Existen aceites esenciales con propiedades antimicrobianas, antimicóticas y con efecto calmante, como por ejemplo, el de jojoba o de coco.

Al igual que el anterior se debe poner una pequeña cantidad para comprobar que no existe reacción, de no haberla se aplica sobre la zona. 

Cremas prescritas

Cuando la costra láctea es muy gruesa o causa molestias al bebé, el médico puede recomendar el uso de una crema antimicótica, de hidrocortisona o de zinc. Se debe seguir las instrucciones del especialista.

Cuando acudir al médico

• Cuando la superficie afectada es extensa o afecta también a otras zonas de la piel.
• La piel está caliente o con signo de infección, el bebé está molesto.
• El bebé tiene la inmunidad baja.

KIDS KARITÉ 400ml
KIDS KARITÉ Para pieles sensibles y atópicas, esta recomendadas para niños a partir de los 3 años. Su fórmula a partir de ingredientes naturales como la Manteca de Karité pura, agua de mar, aceite de sésamo y caléndula permite mantener la piel humectada por más tiempo.

AR KARITÉ REGENERADOR CELULAR NATURAL

Refuerza la protección de la piel estimulando las células y acelerando el proceso natural de curación.

“Vuelve a lo Sano, Vuelve a lo Natural”