Piel Asfíctica

¿Qué es la piel asfíctica?

La piel asfíctica también llamada ocluida o asfixiada, es aquella que por falta de riego sanguíneo o por el uso de cosméticos inadecuados ha tapado completamente el folículo pilosebáceo.

Es más común en pieles grasas que presentan un exceso de sebo en el tejido, poros obstruidos, milliums (puntos de grasa o agua enquistados) sobre todo en la zona de las mejillas y contorno del ojo.

Factores como el estrés, la mascarilla o el uso excesivo de cosméticos que se aplican sin sentido provocan esta afección de la piel.

Como reconocer una piel asfíctica

Una piel asfixiada presenta un aspecto opaco, con falta de luminosidad y textura engrosada, incluso con granitos o comedones.

Lo mejor es acudir al dermatólogo o a un centro de estética, donde analizaran tu piel y te recomendaran como tratarla adecuadamente.

Causas de una piel asfíctica

Son muchos los factores negativos que pueden provocar que se obstruyan los poros, como falta de limpieza, productos demasiados astringentes o inadecuados, el tabaco, la contaminación y el estrés, entre otros.

Tratamiento para una piel asfixiada

Escoge bien y aplica el menos es mas en tu rutina facial.

Un diagnóstico, una prescripción adecuada realizada por un experto y la necesidad de comenzar una rutina de belleza controlada, que elimine los productos innecesarios y pocos efectivos.

Los principales objetivos del tratamiento es conseguir un equilibrio y poner fin a la opacidad que sufre la piel asfíctica.

Se recomienda efectuar una estricta rutina de limpieza, por la mañana y por la noche.

Debes poner especial atención al tipo de producto que utilizas, si son los adecuados te ayudaran a liberar la superficie de la piel de todas las impurezas para que el oxígeno vuelva fluir a través de los poros.

Si los productos no son los adecuados podría ocasionar descamación, manchas rojas o máculas en el rostro.

Pasos básicos para una piel sana y equilibrada

Una limpieza exhaustiva por la mañana y por la noche: primero un jabón natural y después el tónico.

Si te maquillas presta atención a los párpados y pestañas, si utilizas un limpiador específico mejor.

Exfoliación: una vez a la semana, realiza un peeling mecánico suave (mejor por la noche) lo puedes hacer con un jabón exfoliante y natural además de arrastrar la suciedad y células muertas ayuda a estimular la microcirculación sanguínea y la respiración celular.

Hidratación elige productos que contengan una gran fuente de vitaminas:

  • Ácidos grasos omega 3
  • Minerales
  • Antioxidantes

Son necesarios para combatir el envejecimiento prematuro de la piel.

AR KARITÉ REGENERADOR CELULAR NATURAL

Refuerza la protección de la piel estimulando las células y acelerando el proceso natural de curación.

“Vuelve a lo Sano, Vuelve a lo Natural”