¿Piel Seca o Piel Deshidratada?

¿Piel seca o deshidratada?

La piel seca o la piel deshidratada no son lo mismo, se suele pensar en estos términos sin hacer la diferencia entre uno y otro.

A pesar de que pueden verse similares a simple vista, hay que aprender a diferenciar la deshidratación y sequedad de la piel, de esta forma se puede elegir mejor el tratamiento estético y darle lo que necesita ¿aceite o agua?

Diferencias entre piel seca o deshidratada

La piel seca y la piel deshidratada tienen muchas características en común por ejemplo; la textura rugosa y las líneas finas secas, sin embargo, son pieles muy diferentes.

La piel seca se caracteriza por la falta de aceite, mientras que la piel deshidrata carece de agua y puede ocurrir en cualquier tipo de piel ya sea una piel normal, mixta o grasa y también en una piel seca.

Piel Seca

Este tipo de piel produce menos sebo a diferencia de una normal o grasa. Existe una serie de factores que podrían hacer que el tipo de piel cambie y se vuelva más seca.

Condiciones adversas como los cambios de temperatura, el envejecimiento y la genética pueden causar una falta de sebo y en consecuencia sentir esa sequedad.

Piel deshidratada

La deshidratación es una condición de la piel que por lo general es temporal y ocurre por un entorno con bajos niveles de humedad.

Se caracteriza por una pérdida de agua que puede tener síntomas similares a los de la piel seca como por ejemplo; el picor, el escozor y tensor.

La piel deshidratada suele presentar a la vista una apariencia apagada y además sin brillo natural.

Características de una piel seca o deshidratada

Piel seca

• Es provocada por factores genéticos.
• Presenta falta de lípidos, entonces dificulta la retención de humedad en la piel.
• Los poros suelen ser más pequeños.
• Este tipo de piel presenta picor, descamación, pérdida de elasticidad y tirantez.
• La piel luce pálida, apagada e incluso rugosa.
• Sobre todo, fomenta la aparición de envejecimiento prematuro.

Piel deshidratada

• Es un estado reversible de la piel.
• Sensación de tirantez, sensibilidad y textura rugosa al tacto.
• Causa la aparición de signos de envejecimiento prematura.
• Aumento de los poros.
• Apariencia opaca, cansada y reseca.

El mejor aliado para pieles secas y pieles deshidratadas

Para la limpieza diaria recomendamos utilizar un limpiador compuesto por una fórmula suave y que contenga ingredientes hidratantes.

Evita todo tipo de productos que contengan ingredientes agresivos como los alcoholes, parabenos o colorantes artificiales, así aliviaras la sequedad y la irritación. Como resultado evitarás la pérdida de lípidos que caracteriza a las pieles secas.

La Manteca de Karité pura es un buen aliado porque es súper nutritiva y emoliente, además es 100% natural. Aporta lípidos, vitaminas y antioxidantes naturales.

La Manteca de karité pura otorga ese extra de hidratación que tanto necesita la piel seca, como también la piel deshidratada, al utilizar por la noche fomenta la regeneración celular de la piel mientras duermes.

Pautas para mantener una piel saludable

• Beber al menos dos litros de agua al día.

• Mantener una alimentación saludable y equilibrada consumiendo vegetales los cuales aportan nutrientes, antioxidantes, aminoácidos, grasas saludables y agua.

• Lavar el rostro por la mañana y por la noche.

• No utilizar cosméticos ni jabones muy agresivos. Preferir jabones naturales que mantienen el equilibrio del pH de la piel.

• Una rutina de belleza que se adapte a las necesidades de cada piel, incluyendo cremas, sérum, exfoliantes y limpiadores sin alcohol.

AR KARITÉ REGENERADOR CELULAR NATURAL

Refuerza la protección de la piel estimulando las células y acelerando el proceso natural de curación.

“Vuelve a lo Sano, Vuelve a lo Natural”