Queloides

Queloide ¿qué es?

Una cicatriz queloide es una lesión de la piel engrosada y elevada, es el crecimiento de tejido cicatricial adicional, se presenta en donde la piel ha sanado luego de una lesión.

Al contrario de otras cicatrices hipertróficas, la mayoría de los queloides no se aplanan ni se hacen menos visibles con los años.

Estos tienen la capacidad de extenderse en superficie, pudiendo limitar la movilidad de las manos, pies o extremidades, además de causar problemas estéticos.

Causas

Las cicatrices queloides pueden afectar a cualquier persona, pero son más comunes en aquellas de piel morena o negra, menores de 30 años, en mujeres embarazadas, durante la pubertad y personas con antecedentes familiares.

Las causas exactas que pueden provocar esta cicatrización anormal se desconocen. Se ha comprobado que existe cierta predisposición hereditaria por lo que es probable que existan ciertos factores genéticos.

Por otro lado, los queloides también se atribuyen a ciertas lesiones cutáneas como, por ejemplo:

Acné 

• Varicela.

• Perforaciones en las orejas o en el cuerpo.

• Quemaduras.

• Laceraciones menores.

• Sitios de vacunas.

• Cortes por cirugía o traumatismo.

Síntomas de las cicatrices queloides

Una cicatriz queloide puede formarse meses o años después de la lesión que la provoco. Estos son algunos de los signos y síntomas posibles:

• Cicatrices gruesas e irregulares, generalmente en los lóbulos auriculares, hombros, mejillas o el pecho.

• Distintos tamaños, según el tamaño de la lesión original y el momento en que el queloide deja de crecer.

• Piel brillante, sin pelos, grumosa y elevada.

• Color rojizo, marrón o morado, según el color de la piel.

• Textura variada, de suave a firme y gomosa.

• Picazón.

• Malestar.

Tratamientos para las cicatrices queloides

Dependiendo del tamaño, de las molestias que produce, de su localización y de su apariencia, se recomienda o no poner un determinado tratamiento.

Cortisona

Es muy efectivo para este tipo de cicatrices, Consiste en administra mediante infiltraciones medicamentos antiinflamatorios directamente en la zona de la cicatriz.

Se necesitan varias sesiones, se repiten cada 3 a 4 semanas durante seis meses.

Otros tratamientos para los son: láser, carboxiterapia, medicamentos y cosméticos tópicos. En casos extremos se puede recurrir a la resección de la cicatriz mediante cirugía.

Cómo evitar los queloides

Hay personas que son más propensas a sufrir este tipo de patología, por lo que es mejor evitar las perforaciones corporales para llevar un piercing, los tatuajes o cualquier cirugía que no sea necesaria.

 

AR KARITÉ REGENERADOR CELULAR NATURAL

Refuerza la protección de la piel estimulando las células y acelerando el proceso natural de curación.

“Vuelve a lo Sano, Vuelve a lo Natural”